Added by on 2013-08-11

Ninguna piel es igual, algunas son muy resistentes y tienen la capacidad de aguantar el frío o el exceso de calor, mientras que otras no. En está ocasión te damos una opción para tu tipo de piel.
  • Piel opaca:
En cuatro onzas de agua mineral diluye media onza de vinagre de manzana. Aplasta 4 aspirinas hasta hacerlas polvo y mezclalas con el vinagre y el agua. Aplicala sobre tu piel cuando luzca opaca y sin luz.

  • Piel con tendencia al acné:
Mezcla 4 cucharaditas de jugo de limón con 3 cucharaditas de yogurt natural, un poco de miel y un huevo blanco. Aplicalo sobre tu rostro limpio y dejalo actuar por 15 minutos, después enjuaga con agua tibia.
  • Piel grasa:
Combina un aguacate, media cucharadita de  jugo de limón y un huevo hasta hacer una pasta. Aplicalo sobre tu piel por unos minutos y enjuaga con agua fría.
  • Piel seca:
Combina dos cucharaditas de mayonesa y una de aceite para bebé. Aplicala en tu rostro, en el cuello, el los codos o dónde sea que sientas muy seca la piel. Permite que actue por 20 minutos y lava muy bien.

         

Dejar un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Connect with Facebook

*