Added by on 2013-07-02

Para muchos fumar es más que un hábito y lo han convertido en una forma de vida muy dañina. Intentar dejárlo puede ser muy dificíl, pero bien dicen que “el que quiere puede”, además de que para lograr cualquier objetivo se necesita siempre tener un plan y una estrategia.

 Paso 1

Piensa en lo que te motiva a fumar, si es estrés, si es su sabor, si lo haces cuando estás triste o tienes un sentimiento fuerte, etc. Debes tomar en cuenta todos estos aspectos para encontrar el detontante de tu mal hábito.

Una vez que hayas detectado cada detonante para fumar hay que hacer un “plan de trabajo”. Fija un intervalo de tiempo corto, puede ser de dos semanas a un mes, escoge algo realista y que sientas que lograrás cumplirlo.Conforme vayas sintiendote cómodo puedes aumentar el tiempo, pero no es necesario que te presiones, lo importante  es que te sientas capaz. Por supuesto; debes estar consciente de los cambios físicos y mentales que deberás tener.

Otro punto importante es decidir si lo dejarás de golpe o irás fumando cada día menos.

Paso 2

 Teniendo la meta y el camino puestos, hay que empezar a actuar. Avisa a tu familia, amigos y compañeros de trabajo tu decisión de dejar de fumar, esto para que te apoyen o no fumen frente a ti.

Desecha todos los cigarros, encendedores y ceniceros que tengas almacenados para evitar tentaciones, remordimientos o ansias. Si esto sucedé puedes mantener tu mente ocupada lavando el auto, haciendo la tarea con tus hijos o cocinando, por ejemplo. Realiza actividades que no hagas normalmente.

Cómo parte del aprendizaje puedes escribir un diario dónde anotes todas tus reacciones y los momentos en que te sientes mal o te sientes orgulloso de tus logros sin tabaco. Registra tus horas de ansiedad, ¿qué hacías mientras te sentías así?, ¿con quién estabas? y lo más importante ¿Qué sensación tuviste al no fumar?

Paso 3

Evita caer en otros vicios por dejar de fumar; cómo abusar del alcohol; de lo que se trata es de mejorar tu forma de vida y reemplazar algo que te daña por otra cosa igual, definitivamente no es lo indicado.

No dejes de asistir a reuniones sociales por que habrá fumadores; si tienes las suficientes ganas y convicciones, esto no será pretexto. Si te encuentras en está situación, de ver a alguien más fumar, lo mejor es que te ocupes  masticando un chicle o alguna fruta.

Si  eso no funciona, intenta pensar en tus razones y motivos para dejar de fumar; concentraté en tus beneficios a largo plazo y las satisfacciones que esto te dará. Recuerda recompensarte cuando libres momentos de ansiedad.

Paso 4

Librar la sensación de abstinencia a la nicotina es un gran paso, esta empieza en los primeros 2 o 3 días y por lo regular va desapareciendo después de las dos semanas o más, dependiendo de cada individuo.

Los síntomas de la abstinencia van siendo reducidos por que tu cuerpo se está desintoxicando, debes tener mucha paciencia y concentración hacía el objetivo. Seguramente será dificíl y desesperante al principio, pero te aseguramos que es un proceso que vale la pena. Te recomendamos aumentar el consumos de agua, de alimentos con fibra y el ejercicio para complementar el proceso.

Si al final tu voluntad no fue un buen impulso, te recomendamos asistir a alguna terapia para el reemplazo de la nicotina, recurrir a hipnosis o asistir con un médico especialista para superar tu adicción. Lo importante es que te decidas a cambiar y mejorar tu salud.

Dejar un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Connect with Facebook

*