Added by on 2013-06-17

Los radicales libres son átomos de oxígeno con un electrón menos  del par del que debe tener. Cuando  a un átomo le falta un electrón , se vuelve inestable y muy reactivo. Un radical libre quiere desesperadamente encontrar otro electrón para llenar el vacío, por lo que toma un electrón del átomo siguiente que se acerca; tomando átomos de nuestras células y provocando mucho daño. El peligro principal viene del daño que pueden hacer cuando reaccionan con componentes celulares importantes como el ADN o la membrana celular. Las células pueden funcionar mal o morir si esto ocurre. Para evitar el daño de los radicales libres, el cuerpo tiene un sistema de defensa de antioxidantes. Algunos radicales libres surgen normalmente durante el metabolismo, sin embargo, los factores ambientales tales como la contaminación, la radiación y  el humo del cigarro  también pueden generar radicales libres. Para obtener antioxidantes que luchen contra los radicales libres debemos consumir alimentos con vitaminas C y E para que ayuden a prevenir el daño celular y las enfermedades. La vitamina E es un antioxidante soluble en la grasa del cuerpo y es la principal defensa contra la oxidación; mientras que la vitamina C actúa en líquido celular contra los radicales libres causados por la contaminación y el humo del cigarro.      

Dejar un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Connect with Facebook

*