Added by on 2013-08-12

Hace más dediez años, este elefante trabajaba para sus dueños en la tala ilegal cerca de la frontera con Myanmar y pisó una de las muchas minas antipersonales que aún están enterradas en el área. Los veterinarios tuvieron que amputarle la pata izquierda delantera. El elefante se llama Motala. Tiene másde 48 años, y pesa tres toneladas. El 15 de agosto del 2009 le pusieron en una pata la prótesis permanente. Su primera caminata con ella fue de 10 minutos y lo celebró echando tierra al aire. Por lo regular son los animales quienes pagan las consecuencias de lo errores humanos. Creo que este elefante recibió lo mínimo que le debían. Así es como de actuar la tecnología, siempre a favor de la naturaleza.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Connect with Facebook

*