Added by on 2013-06-20

  Diariamente salimos a la calle y aunque no este soleado el día, nos exponemos a rayos UV que pueden traer severos daños a nuestra salud, de ahí la importancia de cuidarnos de ellos y evitar la exposición prolongada al sol. En términos científicos, la radiación ultravioleta es una radiación electromagnética como la luz visible, las señales de radar y señales de radio, que se transmite en forma de ondas. La exposición excesiva a la radiación ultravioleta se asocia con diferentes tipos de cáncer de piel, quemaduras solares, envejecimiento acelerado de la piel, así como las cataratas y otras enfermedades oculares. La gravedad de los efectos depende de la longitud de onda, la intensidad y duración de la exposición. Algunas otras consecuencias de la exposición exagerada a estos rayos son la aparición prematura de arrugas y  pigmentación desigualde la piel, demasiada exposición al sol causará que la textura de su piel cambie. La piel puede volverse áspera y podría notar más arrugas. Además, el sol puede causar manchas: decoloraciones en el tono de la piel que podrían ser cafés, rojas, amarillas o grises. Estos son algunos consejos para evitar la exposición:
  • Busca la sombra, especialmente durante las horas del mediodía.
  • Usa ropa que proteja la piel expuesta.
  • Usa sombreros, o gorras.
  • Usa lentes de sol  que bloqueen  los rayos UVA y UVB.
  • Usa protector solar con factor de protección solar (SPF) de 15 o superior, y los rayos UVA y UVB.
  • Evita el bronceado artificial.
   

Dejar un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Connect with Facebook

*