Added by on 2013-08-21

Si tes gusta lucir tus pies, utilizar sandalias o zapatos altos con talón descubierto pero el tener los talones agrietados no te deja. Te tenemos algunas soluciones.

  •  Necesitas un poco de aceite de oliva, jugo de limón y una cucharadita de miel. Mezcla todos estos muy  bien y aplicalo en tus talones. Déjalo toda la noches y lávate por la mañana con agua tibia.
  • Toma un plátano maduro y hazlo puré bien después aplicalo  a los talones durante unos 15 minutos. Pasados los minutos lava con agua tibia. De preferencia repite este proceso una vez por semana.
  • Consigue un poco de aceite vegetal,  puede ser  aceite de coco, aceite de sésamo o aceite de mostaza, el que tu prefieras está perfecto. Masajea todos tus pies haciendo énfasis en los talones después de tallarlos con una piedra pomez. Colocate unos calcetines y déjalo así toda la noche.
  • Si quieres algo muy efectivo utiliza glicerina, agua y jugo de limón en cantidades iguales. Todas las noches, antes de ir a la cama, lava tus pies, aplica está mezcla fregar y aplicar esta mezcla en los pies. Por la mañana enjuaga y verás que tus pies están muy suaves y bonitos.
   

Dejar un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Connect with Facebook

*