Added by on 2013-06-18

Mucha polémica se ha producido a partir de discutir los beneficios de estas bebidas, que son ideales para el desayuno y ambas son buena opción para quienes son intolerantes a la láctosa o alergía a la caseína, además de que son libres de gluten, tienen bajos niveles de grasas y no contienen grasas trans. Algunas personas tienen una fuerte objeción a los productos de soya,en base a su potencial capacidad de alterar la producción de hormonas en hombres y mujeres. Dado que las almendras no han demostrado tener riesgos, mucha gente prefiere consumir productos derivados de esta. Ambos pueden producir alergías. La ingestión accidental de leche de soya puede instigar hinchazón, urticaria, diarrea y vómitos.Las reacciones alérgicas a la leche de almendras son similares a los de la leche de soya, pero las alergías almendras también pueden llevar a la congestión de las vías respiratorias, lo que resulta en la dificultad respiratoria y oxigenación insuficiente . Aquí te enlistamos algunas ventajas y desventajas de cada una de estas leches. Leche de soya:
  • En mujeres mayores  de 50 años ayuda aliviar síntomas climatéricos.
  • Aunque todavía no está confirmado,se sospecha que reduce la fertilidad masculina.
  • Puede interferir con la producción de progesterona durante el embarazo, y por lo tanto se debe evitar si usted es una mujer embarazada.
  • Puede contrarrestar los efectos de la quimioterapia.
  • Es buena fuente natural de fibra y proteínas.
  • Disminuye el riesgo de osteoporosis y enfermedades del corazón.
  • Sólo si se consume en exceso aumenta la probabilidad de cáncer de mama y abdominal.
  • Ayuda a prevenir el exceso de hambre.
  • Ayuda  a eliminar toxinas del cuerpo.
Leche de almendras:
  • Puede inhibir la función de la tiroides.
  • Contiene menos calorías.
  • Es abundante en magnesio, potasio y vitamina E.
  • No es una fuente de nutrición adecuada para un bebé. Puede provocar desnutrición.
  • Es alta en azúcares, está es añadida por los fabricantes para mejorar su sabor. Ahora  ya existe su versión sin azúcar.
  • Tiene alto contenido de antioxidantes.
  • Ayuda al sistema cardiovascular.
Como podemos ver, ambas leches tienen sus pros y sus contras. Son fuentes ricas en vitaminas  y son excelentes opciones para una buena nutrición. El dilema de cuál es mejor puede resultar cuestión de gustos. ¿Tú cuál eliges?
     

Dejar un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Connect with Facebook

*