Added by on 2013-06-14

Hoy en día la preocupación social hacía la protección al medio ambiente es mayor y más consciente que en otros tiempos. Por eso cada detalle que hacemos individualmente cuenta como un granito de arena para preservar la ecología. Acciones sencillas como cambiar los focos de nuestra casa por otros que ahorren energía y  usar regaderas de baño que no desperdicien tanta agua son las que hacen la diferencia. Estos son los beneficios de los focos ahorradores:
  • Aunque requieren una mayor inversión de compra, a corto plazo se reflejara la reducción en el pago de energía eléctrica.
  • Tienen una duración de seis mil horas, mientras que un foco incandescente tiene solo mil.
  • Evita mayor cantidad de sustancias contaminantes en la atmósfera.
  • Permiten mayor luminosidad en tus habitaciones gracias a sus materiales, además de que no calientan.
En el caso de las regaderas ahorradoras de agua: Como su nombre lo dice ahorran entre cuatro y seis veces la cantidad de agua que diariamente utilizamos para bañarnos; el consumo es mucho menor que lo tradicional y se verá inmediatamente reflejado en tus recibos de pago. Con estos instrumentos fáciles de instalar y unos buenos hábitos personales podemos ayudar al acelerado deterioro del medio ambiente en el que vivimos. Haz la diferencia!

Dejar un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Connect with Facebook

*