Added by on 2013-06-14

¿Cuántas veces  nos sucede que deseamos dormir pero nuestros pensamientos no nos dejan? La meditación es una forma de relajarte después de un atareado día de trabajo. Puedes hacerlo cualquier día de la semana y si lo haces un hábito verás mejorías en tu descanso.
  • Lo primero es olvidar y alejar cualquier distractor como tu celular y la computadora. Este tiempo es únicamente para ti y debes mantener buena concentración.
  • Busca un lugar que consideres tranquilo, dónde haya silencio y buena ventilación. Puedes hacerlo desde tu cama o en tu sala para que tengas comodidad.
  • Siéntate en una posición que puedas mantener por varios minutos para evitar el frecuente movimiento.
  • Mantener la atención en tu respiración es la clave, puedes cerrar los ojos, y comenzar a notar como entra y sale el aire de tu cuerpo. Si las respiraciones son profundas serán de mayor ayuda.
  • Tienes la opción de elegir la música que te agrade o simplemente quedarte en total silencio.
  • Trata de no pensar en tus problemas, sólo concéntrate en ti y calla tu mente.
La idea principal es reducir al máximo los pensamientos negativos  para lograr una mente más relajada. Esto requiere mucha disciplina pero es un hábito  que vale mucho la pena.

Dejar un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Connect with Facebook

*