Added by on 2013-02-12

Cada vez más personas eligen cuidar el medio ambiente y reparar las baterías gastadas de sus autos. En el pasado se las solía desechar; pero la moda del reciclaje comenzó a imponerse también en el negocio de las baterías. Durante años, la gente ha tenido la posibilidad de comprar baterías reparadas. Sin embargo, el promedio de los consumidores no podía restaurarlas en sus casas. Hasta ahora.   Necesitarás:
  • Lentes protectores
  • Embudo de plástico
  • Hidrómetro
  • Limpiador de terminales
  • Destornillador
  • Voltímetro con terminales
  • Medidor de carga de baterías
  • Limpiador de baterías (opcional)
  • Cargador de baterías de 6/12 voltios
Procedimiento:
  1. Ponte los lentes protectores. Luego, coloca el limpiador en cada terminal. Gíralo de atrás para adelante hasta que las terminales estén radiantes.
  2. Coloca el primer terminal del voltímetro en la terminal del positivo de la batería y el segundo, en la terminal del negativo. Si el voltímetro mide menos de 12 voltios, al menos, una de las celdas de la batería está dañada.
  3. Usa un destornillador para levantar uno de los bordes de la tapa y fuérzalo para arriba con suavidad. Retira la tapa y déjala a un lado.
  4. Coloca una de las terminales del voltímetro en la terminal del positivo de la batería y el otro, en la celda. Si la lectura del voltímetro no llega a los dos voltios, hay un problema con esa celda.
  5. Primero, conecta el medidor de carga en la terminal del positivo de la batería y, luego, al negativo. De esta forma, evitarás las chispas. Enciende el medidor y controla que la carga no baje de los 10 voltios.
  6. Oprime el bombillo del hidrómetro y sumerge el tubo en una de las placas de la batería. Observa el color del fluido extraído del bombillo. El color verde significa que la batería está en buenas condiciones; el blanco, que está en condiciones aceptables; el rojo, que realmente necesita ser cambiada. Asegúrate de que el fluido electrólito cubre, al menos, 1/8 pulgadas de la marca señalada en cada una de las celdas.
  7. Agrégale a la batería las sustancias químicas necesarias. Para ello, sigue las instrucciones del fabricante de químicos. Reemplaza las placas y carga la batería por no menos de 24 horas.

Category:

Autos, General

Dejar un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Connect with Facebook

*

2 Comments