Publicado por el 2012-11-07

Qué mal rato se pasa cuando nuestro auto, que tanto cuidamos, resulta víctima de un desagradable rayón o raspadura. Algo muy común en cualquier época del año y que, desafortunadamente, es inevitable. Sin embargo, LoHago.com te trae una técnica para disimular estas imperfecciones, y al mismo tiempo, proteger su auto.

Paso 1: Aplica el pulimento blanco sobre la esponja o estopa. Nota: Trabaja en un área que no esté expuesta a la luz solar directa o con temperaturas demasiado altas. Paso 2: Frota la esponja o estopa sobre el rayón con movimientos circulares, Paso 3: Continúa puliendo por diez minutos, aumentando la presión mientras sigues. Paso 4: Limpia el área con una toalla libre de pelusa. Paso 5: Aplica una capa de cera y déjala secar. Paso 6: Limpia los residuos de cera.  

Categoría:

Autos, General, Manuales

Dejar un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Connect with Facebook

*