Added by on 2013-08-16

Si estás pensando en cambiar los  tonos de pintura en las paredes de tu casa, tal vez suena sencillo y lo es, pero requiere de un proceso para evitar que no quede parejo el color o que  no agarre el tono que deseamos. Por eso, a continuación te decimos como hacer para que tu casa quede increíble.

Lo primero que vamos hacer es limpiar la pared, de preferencia utiliza un poco de jabón y una esponja. No debe tener suciedad ni polvo para que la pintura se adhiera bien.  También necesitaremos cinta para pintar, la debes pegar en todas las áreas donde no quieres que llegue la pintura, por ejemplo, bordes de ventanas, cuadros o cualquier esquina quizás.Está cinta  es de super ayuda por que evita manchones y nos deja hacer un acabado parejo como todo un profesional.

Ahora, antes de aplicar el tono que quieres debes cubrir el muro con pintura blanca para que el color quede como debe ser y no se vuelva una mezcla de tonos con la pintura anterior. Sigue el tiempo de secado indicado por el fabricante. Una vez hecho esto ya podemos aplicar la otra capa de color. Con  una brocha pinta los bordes en donde pegaste  la cinta, esto agilizara el proceso.

Vierte suficiente pintura en la bandeja y sumerge el rodillo. La técnica para tener una mejor cobertura es iniciar haciendo una forma en “W” y regresa pintando por donde no habías pasado en la misma forma. Verás que es más fácil y no tendrás que hacer tantas presiones hacía la pared. Continua pintando según sea necesario, hasta que  pintes toda la pared.

Al termino de esto ya puedes retirar la cinta para pintar y dejar secar la pared.

Dejar un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Connect with Facebook

*