Added by on 2013-06-15

A muchos nos gusta el cuidado de los peces, pero a veces el limpiar la pecera suele convertirse en caos. Por eso te decimos cómo hacerlo en estos cinco prácticos y sencillos pasos, sin necesidad de mover a los peces:
  1. Prepara todo lo que vayas a utilizar, esponjas, alguna cubeta para agua, cepillos pequeños y una toalla, por ejemplo. Recuerda que no debes utilizar jabón o algún otro detergente, ya que pones en peligro a los peces
  2. Comienza con la limpieza de todos los adornos, sácalos y enjuagálos bajo el grifo con agua corriente,si están muy sucios usa agua caliente; después pasa una esponja sobre ellos para eliminar toda suciedad, nunca los talles con cepillos. Limpia el cristal con una esponja, remueve un poco la grava si es necesario.
  3. Para cambiar el agua debes tomar en cuenta la cantidad que removerás. Esta varia dependiendo de la frecuencia con que lo haces, el tamaño del tanque y la cantidad de peces, pero una cantidad segura sería un 10 a 15% si lo haces por semana o 25%  si es cada dos semanas. Comienza a sacar el porcentaje de agua cuidando no lastimar a los peces.
  4. Coloca los adornos en su lugar. Ahora puedes llenar tu tanque con agua limpia utilizando un neutralizador de químicos ,para eliminar el cloro del agua, lee las instrucciones de este antes de usarlo. Vierte el agua suavemente por un rincón, para no molestar a los peces.
  5. Por  último comprueba el nivel de pH para revisar la alcalinidad o la acidez del agua y evitar enfermar a los peces. El nivel adecuado es de  7 a 7.5. Puedes conseguir un kit para hacerlo en cualquier tienda para mascotas.
Listo! Tu pecera esta limpia, recuerda mantenerla así con ayuda de un buen filtro y de alimentar correctamente a tus peces.
 

Dejar un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Connect with Facebook

*